La creación de tiendas online ha crecido de una forma espectacular en España, actualmente contamos con +85.000 ecommerce en España, con un mercado de casi 20 millones de compradores en el año 2018. Vender online ha ayudado a que las PYMES lleven sus productos a cualquier lugar de España, ¡incluso del mundo! y permite atender pedidos a cualquier hora del día.

¿Estás pensando en abrir una tienda online?

Si estás pensando en abrir esta vía de negocio queremos darte los 8 consejos más importantes que debes tener en cuenta a la hora de definirla y crearla junto a un equipo profesional del medio digital.

 

  1. Estrategia.

Este punto es el más importante de todos. Debes tener la estrategia bien definida, conocer muy bien tu producto y su competencia, conocer a tu cliente (¿cómo compra? ¿qué le gusta? ¿qué edad tiene? ¿puede permitirse mi producto?) y saber cuál va a ser tu modelo de negocio.

Tener una estrategia clara te ayudará a gestionar los siguientes puntos, además de ahorrarte tiempo y dinero (muy valioso para lxs emprendedorxs).

 

  1. Hosting y dominio.

El hosting y el dominio son lo más básico que necesitas a la hora de crear cualquier página web, sea o no una tienda ecommerce. El dominio es la dirección URL de tu web (por ejemplo, www.markingenia.com). En cuanto al hosting, fundamentalmente debemos tener en cuenta las visitas que esperamos tener en nuestra tienda online, ya que no queremos que nuestra tienda online se caiga en pleno Black Friday. Podemos contratar un plan reducido al principio (por ejemplo, hasta 30.000 visitas al mes) y ampliarlo en el caso de que observemos que las visitas a la web superan esta cifra, ¡buena señal!. Además, debemos de asegurarnos de que el hosting que contratamos tenga los niveles de ciberseguridad adecuados, como mínimo el certificado SSL (el candado que vemos en las web al lado de la URL).

 

  1. Diseño web.

El diseño de una tienda online es lo que perciben directamente los visitantes, por lo que no hay que dejar nada al descuido. Aquí es donde entra en juego la estrategia de marketing que queramos seguir, ya que detrás de un diseño web hay decisiones importantes como la tipografía, los colores corporativos o las imágenes. ¿Qué quieres que perciba el visitante?. La web debe ser intuitiva, rápida y fácil de usar, además de incorporar facilidades para que el visitante pueda obtener ayuda o responder sus dudas (apartado de preguntas frecuentes, formularios de contacto, chat en directo o botón de whatsapp).

tipografias para tienda online

 

  1. Estrategia SEO.

Es importante que nuestro proyecto siga una estrategia de posicionamiento SEO para captar nuevos clientes por la búsqueda de las palabras clave del nicho. Para esto debemos contar con un especialista en la materia que nos asesore sobre cuál es la mejor estrategia para conseguir los objetivos. Para saber todo acerca de la estrategia SEO, echa un vistazo a nuestro artículo: ¿Qué es el SEO y cómo funciona?

ejemplo SEO

  1. Estrategia SEM.

Son las campañas de publicidad en Google, que nos harán conseguir más visitas a nuestra web de forma pagada (anuncios que ocupan las primeras posiciones del buscador). Esta estrategia implica un estudio del número de búsquedas, el coste y la competitividad de las palabras clave del nicho al que nos dirigimos. Además de un periodo de optimización de estas palabras clave, al menos 2 meses, con el objetivo de invertir en las palabras clave que más ventas generen y así maximizar la rentabilidad de la inversión en Google Ads.

Ejemplo SEM

  1. Email Marketing (Mailing)

Hay visitantes que entrarán a tu web y no comprarán, puede que sea porque solo están curioseando, aún están comparando precios, aún no es el momento de comprarlo y miles de situaciones más. Pero puedes conseguir que te dejen su email (suscripción a newsletter). De esta manera, podrán recibir novedades, ofertas o descuentos exclusivos en tu ecommerce. Envía un boletín informativo a la lista de suscritos para que se enteren de todo, ya que quizás solo están esperando el momento adecuado para comprar y con ese mail le darás el empujón que necesita.

 

  1. Redes Sociales.

Gracias a las redes sociales podemos establecer una relación con los clientes más cercana a la marca, y hacerle sentir una experiencia: les contamos historias, establecemos conversaciones, interactuamos con ellos y conectamos emocionalmente. Es una manera muy eficaz de conseguir tráfico de calidad a nuestra tienda online, incluso podemos conectar nuestro ecommerce a Facebook e Instagram para facilitar la compra (Facebook e Instagram Shopping). Cualquier tienda online debe invertir en una buena estrategia de contenidos en redes sociales, ya que en las fases tempranas del proyecto es la mayor fuente de tráfico para la web.

También se pueden planificar acciones con influencers o microinfluencers locales o de productos concretos, con el objetivo de ampliar nuestra comunidad social y dar notoriedad y autoridad a nuestro producto.

 

  1. Buena experiencia de usuario

Por último, pero no menos importante, debemos hacer que el usuario tenga la mejor experiencia posible en nuestra web que le incite a pasar el máximo tiempo posible comprando. No hay nada mejor que una web intuitiva, fácil de usar y ¡que cargue rápido!. Que te permita encontrar toda la información que necesitas con facilidad y, sobre todo, que tenga una buena atención al cliente. Porque una incidencia puede convertirse en un mal trago para las dos partes, o puede ser una experiencia que refuerce la relación de ese cliente con tu empresa. ¡Tú decides!

 

¡Cuenta con nosotros!

El equipo Markingenia diseña y desarrolla tiendas online adaptadas a la esencia de tu producto y tu cliente.

Cuéntanos tu idea, deja que te asesoremos sobre las mejores opciones disponibles y te daremos tu presupuesto totalmente personalizado.

Llámanos, mándanos un Whatsapp, escríbenos un mail o haznos señales de humo 😉 

WhatsApp chat